Buscar en Il Tuffatore

«The Complete Collection of Antiquities from the Cabinet of Sir William Hamilton» de D’HANCARVILLE, Pierre-Francois. Coleccionismo. Artes decorativas. Arqueología

«The Complete Collection of Antiquities from the Cabinet of Sir William Hamilton» de D’HANCARVILLE, Pierre-Francois, GISLER-HUWILER, Madeleine y SCHÜTZE, Sebastian. 

Aunque desde el Renacimiento la escultura clásica es admirada y copiada, en la primera mitad del siglo XVIII poco se sabe aún de los vasos griegos. Pero en la segunda mitad del siglo van a ser precisamente estos vasos griegos, sus formas y decoraciones, los que impulsarán una curiosa moda en toda Europa occidental que afecta a las más diversas manufacturas artesanales, muebles, telas, porcelanas, decoraciones murales: incluso las damas se peinaban “a la griega”.

Son en parte los descubrimientos en Italia con las excavaciones de Pompeya (1748) y Herculano (1738), y también la gran cantidad de viajeros europeos e incluso americanos del Grand Tour que a lo largo del siglo XVIII llegaban a Nápoles y a sus alrededores, lo que estimuló esta moda. Pero serán también decisivas las ilustraciones de influyentes publicaciones.

De hecho, el acontecimiento más importante para la popularidad de los vasos fue la publicación entre 1766 y 1780 de los cuatro volúmenes de las Antiquités étrusques, grecques et romaines tirés du Cabinet de M. Hamilton. Libro de palacio destinado al público aristocrático pero también catálogo exquisitamente ilustrado para hacer atractiva la venta de la colección. La publicación con los suntuosos dibujos de d’Hancarville, de pocos ejemplares, fue regalada por Sir William Hamilton, embajador de Inglaterra en el reino de las Dos Sicilias, a las cortes y a los personajes más influyentes de toda Europa.

Los vasos se tratan como obras de arte en sí mismas, las láminas no siguen ningún orden, son como piezas de ornamento que contribuirán de forma decisiva a formar el gusto de los artistas y a incrementar el conocimiento de los eruditos. Hasta tal punto es decisiva esta publicación que la decoración de interiores no está inspirada en los vasos griegos, sino en las publicaciones de la colección Hamilton.

Las influyentes ilustraciones en color de la primera colección Hamilton fueron encargadas a Pierre François Hugues que se nombró a sí mismo barón d’Hancarville. No era la curiosidad científica, tipológica o iconográfica lo que en esta época preocupaba sino mostrar la belleza de los objetos antiguos. Es su valor como objetos bellos y noblemente clásicos, lo que inspira a artistas y artesanos, lo que va creando el gusto y la moda a la etrusca.

En una carta que le dirige John Eliot a Hamilton tras ver parte de su colección expuesta en el Museo Británico (que la adquirió en 1772), escribe:

En verdad pienso que el gusto nacional experimenta una rápida mejora gracias al contacto con estos vasos. En lugar de los adornos cargados e insípidos que dominaban antaño tenemos hoy el placer de ver como surgen cada día nuevas decoraciones en la que cada detalle se aproxima al elegante estilo de los Antiguos. Hasta el mobiliario ha cambiado ya. Esta evolución hacia un nuevo estilo ha sido posible gracias a que su colección se ha expuesto al público. En las casas más corrientes, en lugar de estatuas chinas, artificiales y deformes, vemos ahora chimeneas y gabinetes decorados con vasos semejantes a los de los etruscos.

Texto basado en: SÁNCHEZ FERNÁNDEZ, Original, copia y falso en la cerámica griega. Revista Berceo, Núm. 161 (2011), pp. 89-105, ISSN 0210-8550.



0
    0
    Tu carrito
    Carrito vacíoVolver a la tienda